Volvemos una vez más a incidir sobre los valores de Sierra Bermeja y las razones que esgrime la admistración para la exclusión de los dos tercios occidentales del macizo. En este caso, sobre la carretera A-397, una infraestructura necesaria para la comunicación del Valle del Genal y la Serranía de Ronda con la Costa del Sol, que tiene un gran potencial paisajístico sobre el afloramiento de peridotitas y no fragmenta un espacio natural cuyos principales valores son geo-botánicos. De hecho, no se han registrado en ella accidentes por atropellos de fauna silvestre ni figura por esta razón en ninguno de los estudios que se han realizado en este sentido (RACC, 2011; Sáenz de Santa María y otros, 2015). Pero además, existen magníficas propuestas en el extranjero que ejemplifican fórmulas que compatibilizan el uso de estas infraestructuras con la conservación de espacios naturales calificados como parques nacionales.

Parque Nacional Banff (Canadá)

El Parque Nacional Banff es el primer espacio natural que se declaró con esta figura de protección en Canadá, en 1885. Abarca una extensión de 6.641 km2 de las Montañas Rocosas, con numerosos glaciales y densos bosques de coníferas.

Este espacio natural protegido es atravesado por varias autopistas, entre otras, la Autopista 93, conocida como la Icefields Parkway (carretera de los glaciales), o la Autopista 1, la Trans-Canadá Highway, la tercera autopista más larga del mundo (atraviesa de este a oeste, todo Canadá).

En la década de 1970, el gobierno de Canadá tuvo que ampliar de dos a cuatro los carriles de la Trans-Canadá Highway, a su paso por Parque Nacional Banff. Desde entonces y hasta la actualidad se han ido construyendo distintos conectores ecológicos, con pasos superiores e inferiores, para que la fauna silvestre pueda cruzar la autopista sin peligro, reduciendo así la fragmentación de sus hábitats, y haciendo compatibles estos objetivos con los usos antrópicos derivados de las necesidades de movilidad de la población a través del corredor del Valle del Bow.

A lo largo de los 82km de la autopista 1 que atraviesan el Parque Nacional, se han instalado 44 estructuras que la cruzan, 38 superiores y 6 inferiores, que son utilizadas habitualmente por 11 especies de grandes mamíferos. Con la creación de estos conectores ecológicos, las colisiones entre animales y vehículos se han reducido en más de un 80%.

Se trata de uno de los mejores ejemplos en el mundo donde se han implementado estas medidas de compatibilización, se han monitorizado científicamente, incluso estudiando la curva de aprendizaje del uso por parte de la fauna salvaje (Clevenge y otros, 2001), y evaluando que el beneficio que revierte a la sociedad la construcción de estas infraestructuras es superior a sus costos (Bank y otros, 2002; Donaldson, 2005).

Esta misma política de construcción de conectores ecológicos sobre las autopistas se ha extendido también al colindante Parque Nacional Yoho.

La carretera A-397 no supone un inconveniente para un gran parque nacional

Desde que en noviembre de 2014, en respuesta a una pregunta pregunta parlamentaria formulada por el grupo IULV-CA, la entonces Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano Jiménez, contestara que entre el ámbito del PORN Sierra de las Nieves y el Paraje Natural “los Reales de Sierra Bermeja” existen áreas que no reúnen requisitos para poder incluirlas como parte de una propuesta de parque nacional, así como infraestructuras y otros elementos territoriales que impedirían la continuidad territorial que debe tener un parque nacional, la cuestión de la carretera A-397 ha sido repetida como un mantra tanto por políticos como por aquellas personas contrarias la ampliación de la propuesta de parque nacional Sierra de las Nieves, para integrar la parte excluida de Sierra Bermeja.

Esta carretera A-397 es el límite occidental de la propuesta Parque Nacional Sierra de las Nieves. Según su formulación actual, el territorio al este de la carretera será Parque Nacional, y el territorio al oeste, las dos terceras partes de Sierra Bermeja, quedarán excluidas incluso de su Zona Periférica de Protección. Esta decisión se toma pese a que todo el macizo al completo, desde río Verde hasta Casares, está integrado en la Red Natura 2000 como Zona de Especial Conservación y es el tercer lugar de Andalucía con un valor de importancia de su biodiversidad más elevado (Rincón y otros, 2019), siendo además Los Reales de Sierra Bermeja, en su parte occidental y también excluido, el primer lugar de Andalucía y el tercero más importante de la España peninsular, en este ranking de la Red Natura 2000.

La carretera A-397 que discurre entre San Pedro de Alcántara y Ronda, atraviesa durante 16,28km el macizo de Sierra Bermeja. La Plataforma ha trasladado en varias ocasiones, tanto a la Consejería con competencias en Medio Ambiente de la Junta como al Organismo Autónomo Parques Nacionales, que esta carretera no supone un obstáculo para un gran parque nacional, aportando como justificación, los precedentes que hay en la Red de Parques Nacionales de España de carreteras que atraviesan determinados parques nacionales, incluso con un aforo superior, caso de Guadarrama, Teide o Doñana.

Carretera A-397

El II Plan Estratégico Provincial 2020-2050 de la Diputación de Málaga ya la reconoce como carretera paisajística, valorando posibilidades de mejora y seguridad que debían evitar, en todo caso, opciones de gran impacto.

Como en el caso de la autopista Transcanadiense a su paso por el Parque Nacional Banff, sí existen fórmulas para compatibilizar la existencia de necesarias infraestructuras como la A-397 entre San Pedro de Alcántara y Ronda, con la conservación de espacios naturales cuyo valor de la importancia de su biodiversidad es de las más elevadas de Andalucía y con su inclusión integral dentro de la Red de Parques Nacionales de España.

Referencias: