Durante el reinado de Carlos IV y por encargo de Manuel Godoy, el naturalista valenciano Simón de Rojas Clemente Rubio realizó cinco viajes por Andalucía, entre 1804 y 1809, con objeto de escribir una Historia Natural del Reino de Granada. En el quinto de estos viajes visitó Sierra Bermeja (Málaga) a la que califica como la Sierra de España más famosa en minerales. Sus apuntes, tras casi dos siglos creyéndose perdidos, constituyen un testimonio minucioso y excepcional sobre el macizo ultramáfico rondeño, uno de los afloramientos de peridotitas más importantes del mundo, y el primer testimonio científico en la historia sobre su interés geológico. El texto de Clemente supone, además, la primera descripción científica del pinsapo, anterior a la cita de Boissier de 1837. Finalmente, los diarios otorgan la importancia que merece en la historia a esta figura científica heredera del espíritu de la ilustración, uno de los personajes más apasionantes de la literatura naturalista del siglo XIX: Clemente, el Moro Sabio.

Un estudio publicado por la revista Cilniana (Martos Martín, 2013) investiga las características del paisaje descrito por este importante naturalista del siglo XIX.

Bibliografía:El viaje de Simón de Rojas Clemente Rubio por Sierra Bermeja (Málaga) en 1809” (2013) Martos Martín, J. Revista Cilniana, Núm.24-25, 2011-2013, pp.87-104