Aunque cuando se describió el lagarto bético como una subespecie del lagarto ocelado se la consideró un endemismo restringido a las laderas septentrionales del pico Veleta, en Sierra Nevada, en la actualidad se sabe que su distribución en la península ibérica es mucho más amplia, rozando por el norte las provincias de Teruel y Tarragona, y estableciéndose un área potencial por todo el este y sureste peninsular.

En la provincia de Málaga, la distribución más occidental del lagarto bético (Timon nevadensis) hasta el momento lo situaba en las estribaciones de sierra Tejeda. Sin embargo, han sido observados en el pasado ejemplares con apariencia compatible con la morfología característica de T. nevadensis en la vertiente meridional de Sierra Bermeja, en término municipal de Estepona, casi a 100 km de las poblaciones malagueñas más occidentales donde se ha citado, Nerja y Cómpeta.

Una de las observaciones de ejemplares fotografiados ha sido publicada ahora en el número 35 del Boletín de la Asociación Herpetológica Española por E. Fernández Meléndez y J. A. Mateo. Los autores del artículo plantean que estos ejemplares podrían pertenecer a Timon nevadensis, lo cual implicaría que su distribución se extendería hacia el oeste bastante más de lo que se pensaba hasta ahora, aunque también existe posibilidad de que se hayan dado procesos de hibridación e intercambio genético entre las especies de lagartos ibéricos, el Timon nevadensis y el Timon lepidus.

Referencias: