El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) ha respondido a quienes presentaron alegaciones al anteproyecto de Ley del Parque Nacional Sierra de las Nieves no estimando ninguna de ellas.

Los argumentos son los mismos que ha venido respondiendo la Consejería en la primera fase del expediente, desde 2014, y que ahora utiliza este organismo estatal. Dice el OAPN que ha estudiado las alegaciones, pero opinamos que sus argumentos son las mismas excusas repetidas desde 2014 una y otra vez, perfectamente son rebatibles. Por otra parte, dado que las mismas alegaciones han sido presentadas de forma generalizada por distintos ayuntamientos y asociaciones, el OAPN, lejos de emplazar a alguna de estas instituciones en representación de todas para tratarlas personalmente, responde por escrito desestimando todas; tampoco atiende a las peticiones de cita presencial presentadas por la Plataforma. El anteproyecto de Ley del Parque Nacional Sierra de las Nieves no se altera lo más mínimo.

Esta es la respuesta resumida que da el OAPN a cada una de las alegaciones que presentamos y la réplica que podemos hacer:

LA CARRETERA A-377 Y LOS COTOS DE CAZA

1/ Respecto a la incorporación de la totalidad de Sierra Bermeja para mejorar la representatividad de las peridoditas, sus ecosistemas e incluir el pinsapar sobre este tipo de suelos serpentínicos, responde que es imposible porque el espacio excluido incluye una carretera que fragmenta el espacio natural y porque “en buena parte de su superficie existen cotos de caza deportiva y comercial, incompatibles con la gestión y conservación de los parques nacionales”.

RÉPLICA

Respecto a la carretera A-397

  • La carretera no afecta prácticamente nada al sistema natural geológico de las peridotitas que atraviesa, ya que la masa de peridotitas tiene cerca de 4,5 km de espesor y la profundidad de la caja de la carretera un máximo de 2 metros excavados, lo que hace que se afecte un inapreciable 0,044% del afloramiento peridotítico.
  • La carretera no afecta a la conectividad ecológica, pues existen exactamente la misma cantidad de especies vegetales y animales a un lado como al otro de la misma.
  • Respecto al uso de la carretera, la creación del nuevo eje Ronda-Málaga y Ronda-Sevilla la descargaría notablemente.
  • Existe un estudio para transformar la A-397 en carretera paisajística (Agenda 2020-2050. Diagnostico 2010 para el II plan estratégico provincial. Diputación de Málaga), lo cual mejoraría incluso el conocimiento del propio Parque Nacional.
  • Existen precedentes en la Red de Parques Nacionales de España con parques nacionales que incluyen más kilómetros de carreteras y/o redes ferroviarias (ej. PN de Guadarrama) o cuyo aforo supera al de la A-397, tanto en volumen como en accidentes con afecciones a la fauna que contabiliza (ej. A-483 en Doñana). De hecho, no se han registrado en la A-397 accidentes por atropellos de fauna silvestre ni figura por esta razón en ninguno de los estudios que se han realizado en este sentido (RACC, 2011. Accidentes de Tráfico con animales. Análisis de la situación a nivel europeo y español ; Sáenz-de-Santa-María Muniategui, Antonio & Tellería, Jose, 2015. “Wildlife-vehicle collisions in Spain. European” Journal of Wildlife Research 65-3)
  • Ver también: La carretera A-397 no supone un obstáculo para un gran parque nacional
  • Ver también: Vida salvaje, hábitats y autopistas en Parques Nacionales

Respecto a la caza

  • Existen ocho cotos de caza en la parte excluida de Sierra Bermeja del Parque Nacional Sierra de las Nieves. De estos ocho cotos, cuatro son de caza menor (10455: Estepona “El Zorzal”; 10491: Casares “Los Pinsapos”; 10731: Igualeja “El Madroño”; 10405: Benahavís “La Toma”). Los de Casares y Estepona son deportivos y sus ayuntamientos han dado el visto bueno a la propuesta de Parque Nacional, con el aval de sus plenos por unanimidad. Los otros dos, Igualeja y Benahavís sólo están afectados parcialmente. De los ocho cotos, cuatro son de caza mayor (10795: Jubrique; 10672: Genalguacil; 10771: La Resinera; 10780: La Resinera II). En los de Jubrique y Genalguacil, que son cotos deportivos (monte público), se caza el jabalí, y sus ayuntamientos han dado el visto bueno a la propuesta de Parque Nacional, con el aval de sus plenos por unanimidad. En los otros dos, La Resinera y La Resinera II , cotos privados, se autoriza la caza de cabra montés con un control muy estricto por día y pieza; en estos dos cotos, por las circunstancias legales y administrativas que caen sobre la finca (propiedad del Foreign Liban Bank), la caza la realizan los guardas de las fincas, por lo que no supone una actividad económica.
  • Por otra parte, aunque existen cotos de caza en el recinto propuesto para Parque Nacional en Sierra Bermeja, estos cotos tiene parte en la propia Sierra Bermeja (peridotitas) pero también en la base fuera de Sierra Bermeja (micaesquistos y gneises). Esto quiere decir que la fauna cinegética se desplaza mayoritariamente fuera de Sierra Bermeja por la condición hostil de las peridotitas, lo que, resumiendo, hace que aunque existan cotos de caza en Sierra Bermeja, la fauna cinegética se halla mayoritariamente fuera de ella.
  • En la reunión mantenida con OAPN en marzo de 2016 se nos informó que los cotos de caza pueden ser suprimidos mediante indemnización por parte del Estado, por lo cual no se entiende el problema, pues esto ya se ha hecho en otros Parques Nacionales.

DENOMINACIÓN DEL PARQUE NACIONAL

2/ Respecto al cambio de denominación para incorporar el topónimo Sierra Bermeja, se desestima porque “que si bien el futuro Parque Nacional incluye una parte de Sierra Bermeja, su mayoría lo ocupa la Sierra de las Nieves, por lo que ampliar su nombre podría dar lugar a equívocos y que se pueda considerar que toda Sierra Bermeja está incluido en dicho espacio”.

RÉPLICA

No es cierto que la mayoría del futuro Parque Nacional lo ocupe la Sierra de las Nieves, ya que esta sierra ocupa solo el 16,37% del ámbito del Parque Nacional, confundiendo el OAPN a la Sierra de las Nieves con el Parque Natural “Sierra de las Nieves” o con un macizo calizo-dolomítico que incluye Sierra de las Nieves, la sierra de Tolox y la sierra del Pinar de Yunquera, que también es un menor porcentaje del total (38,71%). Por ello, creemos que el nombre de Sierra Bermeja, en relación a la cantidad y también por calidad de sus ecosistemas, debe de estar en el nombre del futuro Parque Nacional, más aún si la porción occidental de Sierra Bermeja (la excluida, 63.2% de la ZEC, 16.876 hectáreas de peridoditas) fuese declarada Zona Periférica de Protección.

Sierras del Parque Nacional Sierra de las Nieves

PORN SIERRA DE LAS NIEVES

3/ Respecto a que el PORN del que emana la propuesta del Parque Nacional está incompleto, señala que la actual Ley no obliga para la declaración de un Parque Nacional a aprobar previamente el PORN.

RÉPLICA

Los límites de la actual propuesta de Parque Nacional proceden de un estudio previo, a modo de amplio capítulo, incluido en el PORN precursor. Este PORN Sierra de las Nieves se excede en sus atribuciones porque intenta regular una figura recogida en la legislación nacional, el parque nacional, fuera de las competencias que la legislación autonómica atribuye a los PORN, donde no entran los parques nacionales. Además, el PORN adolece de haber incluido otras zonas susceptibles de ser Parque Nacional (como Sierra Bermeja o Sierra Blanca de Ojén) y además se excede en estudiar zonas de cultivos y periurbanas que nunca pueden formar parte de un Parque Nacional. Por ello, como los límites de la propuesta procede de un documento incompleto y deficientemente realizado, deberían ser revisados.

SOLAPAMIENTO DE LOS PLANES DE GESTIÓN

4/ Respecto al solapamiento de los distintos planes de gestión (ZEC, ZEPA y otros) y a la gestión diferencial que resultaría de los espacios incluidos y excluidos, responde que no es un inconveniente, porque ya ocurre en otros parques nacionales.

RÉPLICA

La propia Ley de Parques Nacionales dice que toda actividad de gestión solventada para el Parque Nacional prevalecerá sobre cualquier otro tipo de área protegida que se solape. Esto quiere decir que, por ejemplo, la ZEC de Sierras Bermeja y Real tendrá en su parte oriental una gestión de Parque Nacional y en su parte occidental una gestión de ZEC, lo que entra en contradicción con los objetivos de la RED NATURA 2000, que dice bien claro que los estados velarán por la coherencia y la no fragmentación de la Red (Directiva 92/43UE), lo que motivó una queja a la Unión Europea de la PSBPN en 2018.

Solapamiento de planes de gestión Parque Nacional Sierra de las Nieves

ZONA PERIFÉRICA DE PROTECCIÓN

5/ Respecto a ampliar la Zona Periférica de Protección (ZPP) para incluir la totalidad de la ZEC de Sierra Bermeja, se desestima porque la función de la ZPP es amortiguar los impactos del exterior sobre el interior del Parque Nacional y “este motivo no parece coincidir con los expuestos para ampliar su extensión”.

Parque Nacional Sierra de las Nieves y su Zona Periférica de Protección (ZPP)

RÉPLICA

Las ZPP, además de cumplir los objetivos bien expuestos por OAPN, no pueden ser cualquier tipo de territorio, es más, como mínimo deben estar al nivel de los valores de un Parque Natural. Solo hay que comprobarlo en los parques nacionales de Sierra Nevada o Doñana, donde gran parte de las ZPP son Parques Naturales u otro tipo de espacios naturales protegidos.

La Zona Periférica de Protección (ZPP) está muy desigualmente repartida alrededor del Parque Nacional. Según la Ley de Parques Nacionales, es la zona que amortigua los posibles impactos sobre el Parque Nacional. Según se vé en el mapa, Alozaina, Casarabonela, Ojén o Serrato no aportan territorio al Parque Nacional, pero sí están incluidos en la ZPP, amortiguando los posibles impactos de su desarrollo. Sin embargo, para Marbella, Igualeja, Júzcar, Cartajima o gran parte del término de Benahavís (curiosamente, la zona coincidente con la finca La Resinera) estando igualmente equidistantes del Parque Nacional, en el anteproyecto se concluye que no impactarían sobre el Parque Nacional y por eso no se incluyen ¿De verdad que Ojén sí y Marbella o Benahavís no? ¿De verdad que Alozaina y Casarabonela sí, pero Igualeja o Cartajima no?

ÁREA DE INFLUENCIA SOCIOECONÓMICA

6/ Respecto a ampliar el área de Influencia Socioeconómica (AIS) a la totalidad de la ZEC de Sierra Bermeja y, fundamentalmente, a la ZEC del Valle del Genal, se desestima porque el Valle del Genal no aporta territorio al Parque Nacional ni está dentro de su ZPP.

Área de Influencia Socioeconómica (AIS) del Parque Nacional Sierra de las Nieves

RÉPLICA

Como consecuencia de la desestimación de la alegación anterior, Cartajima o Pujerra, por ejemplo, no entran dentro de la Área de Influencia Socioeconómica (AIS), pero Ojén, Serrato o Casarabonela sí, aunque no aporten territorio al Parque Nacional, solo por estar en su ZPP. Parece un criterio espurio.

CONCLUSIONES

Podrán decirnos a quienes venimos divulgando la singularidad de Sierra Bermeja, reclamando su protección desde 2007 y que hemos alegado al anteproyecto de Ley del Parque Nacional, que no llevamos razón en nuestros argumentos. Pero la impresión que tenemos, desde la perspectiva de un criterio científico que prioriza la conservación de ecosistemas que son muy singulares, es que no hay voluntad de reconsiderar la propuesta porque ya está formulada políticamente sobre un territorio (que coincide con la Mancomunidad de Municipios Sierra de las Nieves: un territorio establecido con criterios administrativos) al que no conviene afectar con la incorporación de otros municipios “incómodos” a esa propuesta. Los argumentos para desestimar todas las alegaciones se esconden tras débiles formalismos legales y administrativos, lejos de la excelencia que requerirían las políticas de protección de espacios naturales verdaderamente valiosos. Parece, finalmente, que no conviene reformular el expediente porque el territorio excluido tiene zonas con potencial urbanístico, aunque sobre la legislación actual su calificación como ZEC de la Red Natura impida su desarrollo. En definitiva, tanto en la Junta de Andalucía como en el gobierno de España, todo ha cambiado para que nada cambie.